Edulcorante artificial

Hay que evitar el aspartamo u otros edulcorantes. En los alimentos consta como Nutra Sweet, Canderel o simplemente como E951 y, por lo tanto, el comprador no puede identificarlo con facilidad. Esta sustancia se encuentra en muchos productos “light” y “wellness“, como en yogures, postres, chicles y bebidas dietéticas. “Light“ no significa automáticamente “sano”.

La fructosa es una sustancia natural presente en las frutas; por lo tanto, es sana. Cuando la fructosa se produce artificialmente, ya no es recomendable. No provoca una sensación de saciedad, a diferencia del efecto natural propio del azúcar. Uno come y come, ingiere cada vez más calorías sin llegar a sentir esa saciedad. A corto plazo, la fructosa provoca gases y diarreas; a largo plazo, engorda y causa enfermedades. Muchos de los yogures llamados “dietéticos” con solo un 1% de grasa sugieren ser un producto bajo en calorías cuando, en realidad, contienen fructosa con sus calorías correspondientes.

Imortante: un estudio actual confirma, que edulcorantes artificiales alteran la flora intestinal y pueden llevar a la intolerancia de glucosa.* Aunque el grupo de participantes ha sido relativamente pequeño, se ha podido demostrar que los edulcorantes artificiales no tienen ningún efecto positivo en seres humanos o animales.

*Sugar substitutes linked to obesity. Revista técnica “Nature”, 17.09.2014, Alison Abbott

Artículo en inglés

Leave a Reply